Tuesday, May 20, 2008

De un sótano a Sotheby: El más caro de los cubanos.

Danza Afrocubana (1944)
de Mario Careño


El año pasado el teléfono sonó como muchas otras veces en alguna oficina de las cuantiosas galerías de Coral Gables: "Hello? Quien es?". Posiblemente el interlocutor, por su espanto, dejó caer el teléfono en el caro alfombrado rojo, a causa de tal inesperada y delirante noticia. Habían encontrado la tan rebuscada "Danza Afrocubana" (1944) de Mario Carreño. Obra del viajante lote de pinturas cubanas de la Vanguardia, la cual fue famosa en la exposición en Nueva York del mismo año. Esta obra de Carreño no vio la luz hasta el 2007. Un americano la había comprado por una baratija en los años cincuenta, como es habitual en la historia del arte, para decorar el patio de su casa. Después de la muerte de este americano, el hijo penetró el sótano un buen día y reportó un cuadro "enorme e infantil y tropical", y no supo que hacer con aquel mamotreto de colores. "La Danza" de Carreño es análoga al "Tercer Mundo" o "La Jungla" de Lam: un hito en la obra de un artista, y con la importancia de ser representante del arte más sólido que ha dado Cuba. En duco, tela, y con collages de sogas en madera, el panel de esta pieza mide 64x47 aproximadamente. Es una pieza única en su tipo. Es un pez gordo. El mercado del arte cubano no dudaba de ello.
Que se hace? Sotheby, New York Mayo 2007. Se esperaba una calmada cifra para los incautos entre los 600, 000 y los 800, 000. La pintura se termino vendiendo en 2.6 millones en la subasta del Arte Latinoamericano: quasi una fantasia. Ha sido la tela cubana más cara de todas. Fue un día de risas, orgullos, memorias, contenturas y más risas, para el mundo del arte cubano entre copas de champaña y tarjetas de negocios: "I'll keep you in mind".
Ignoro el paradero de la "Danza" de Mario. Vera el sol, o será puesto en las penumbras y húmedas paredes de otro sótano de un buen burgués? Solo un charlatán pudiese contestarse lo afirmativo. Con dos punto seis millones de dólares, el Carreño seguramente, no tiene la mejor luz, sino también la mejor compañía, con lo que quiero decir; los mejores ojos.

No comments: