Friday, May 23, 2008

Poema a Mi Abuelo Argelio, soldado del Ejercito Cubano


Pensión a la muerte

"De las que, para Norte suyo, estaban
Ardiendo en aguas muertas llamas vivas".
– Luis de Góngora, En tenebrosa noche

- Para Argelio Pazos (1920-1996)


Entre mis Mayores existió la discordia, el fracaso,
La gloria, y el menosprecio; todo cabe en vuestra dada
Historia genealógica y sanguínea. Y en mi corta vida lacerada,
Me queda una borrosa y confusa imagen a la luz de un candelabro.

Se que moriste con tus libros, como en secreto de almohada.
Moriste, yo te vi, sentado como gallo en la pielera
iluminada de brío. Se te caía una larga risa postrera
al pensar en la penumbra que la mañana aguardabas.

Fuiste (como en un numen) un sargento de batallón
Imperial, honrradamente derrotado por el ancho monte
de la noche. Entre esos soles, entre los bichos, entre jugos
y pestilencias de los muertos que bajaste en tu camino.

En tu jornada, cursaste vagas disciplinas del robusto cedro,
que es la vida, y nunca cediste a las extrañezas del raro culto.
Una palabra, un vocablo te emociono una mañana: la muerte.

Seguiste meditando con Platón, con Arabi, con Ortega; pero la suerte
No te fue dada. Fracaste. La lluvia no heredó al yunque de hierro.
Esa noche ante tu espejo, tras tus huellas; diste vuelta a tu encierro.

No hay que rendir homenajes, ni desesperadas e impunes glorias
que con el tiempo caducaran entre los escombros del recuerdo:
mas ya no estas, ni entre las frías arecas. Ahora estas muerto.
-
Gerardo Munoz Rodriguez
Verano del 2008

No comments: