Wednesday, July 9, 2008

Klee, Tanguy, Miró: tres visiones del paisaje

(Old Horizon - Yves Tanguy 1929)
Si tuviera que definir rápido la exposición que ahora puede verse en la Fundación Joan Miró -sin ninguna duda, el mejor espacio museístico de Barcelona- utilizaría un símil musical: "Tres visiones del paisaje", que agrupa cuadros de Paul Klee (1879-1940), Yves Tanguy (1900-1955) y Joan Miró (1893-1983), es una "exposición de cámara", que contrasta notablemente con las muestras "sinfónicas" que estamos acostumbrados a recorrer casi siempre en los grandes museos. La exposición, relativamente pequeña, provoca la sensación de estar husmeando entre las pertenencias más queridas de un coleccionista privado (en este caso el japonés Katsuta, propietario de la colección); el sobrio trabajo de curaduría ha sido orientado en ese sentido: la casi totalidad de las piezas son de reducidas dimensiones, las tres salas han sido alfombradas (algo muy poco visto en este museo) y las luces, a veces precarias, refuerzan la impresión de caminar por un gabinete privado. Son muchas las afinidades entre los tres pintores escogidos, aunque casi todas están en un nivel muy elemental. Se trata, sobre todo, para seguir con el símil musical, de una cuestión de tono y no de sonido, un espacio al margen de los grandes ismos tradicionales (incluso los cuadros de Miró no son de los mas conocidos, corresponden a una búsqueda que podemos calificar de "minimalista").

El paisaje en sentido estricto casi no aparece, y en su lugar tenemos la idea de encuadre o escenario, en sintonía con una expresividad subjetiva que va desde las mas elementales apariencias físicas hasta los espacios oníricos. Lo mejor de la muestra es la sala Klee. La mayoría de los críticos mencionan el viaje de Klee a Túnez en 1914 como un punto clave de su biografía, ese momento en el que Klee habría descubierto el color. Sin embargo, a mí me han llamado mas la atención los cuadros de finales de los treinta, de una libertad absoluta y una originalidad sin precedentes ni continuadores en el mundo del arte contemporáneo. Klee se aparta por completo incluso de sus parientes mas cercanos, que son sus compañeros en esta muestra. ¿Por qué? ¿En dónde está Klee, en realidad? Justo un gran critico musical, Morton Feldman, ha escrito a propósito de una experiencia pictórica que tal vez sea el único reducto en el que podemos incluir a Klee, clasificarlo: Feldman, en su ensayo "Después del modernismo" (revista Poesía y poética, No. 31, otoño 1998) la llama Experiencia Abstracta (Rembrandt, Mondrian, Rothko, Guston), pero desvinculándola de los tradicionales marcos de referencia, esa cacareada oposición entre lo abstracto y lo figurativo, y enfrentándola mas bien a la Imaginación. Desde esas coordenadas, entendemos por qué Klee es una nota discordante en esta muestra.

Si Miró y Tanguy son pintores de la imaginación (constructores de fantasías especulativas a partir de hechos conocidos, reales, "respuestas sin metáfora" -dice Feldman-, que pueblan el universo de lo fantasioso), Klee está en el mundo de una metáfora sin respuesta, de una emoción no categorizada cuya unidad permite una especulación infinita, una religión -y el interesado puede consultar qué sentido le da Feldman a este término en su ensayo. Con Tanguy y Miró tenemos la sensación de mirar los cuadros, con Klee sucede que el cuadro nos mira. Si para los dos primeros el cuadro es una realidad espacial (y en ese sentido la idea de paisaje se justifica, aun en su condición mas abierta de escenario), para Klee el paisaje es una categoría que puede quedarse a medio camino entre la obviedad y la inutilidad.

Otros "peros" a la exposición: la alfombra de la "sala Miró", de un amarillo deslumbrante, condena al espectador a vagar como un sonámbulo, cegado por un resplandor que simplemente impide ver bien los cuadros. El catálogo se limita a recoger varios ensayos sobre la obra de cada uno de los pintores y nada, o casi nada, sobre la idea que los unifica. De todas formas, hay que ir al Miró para ver a Klee, para que Klee nos vea.

____
Ernesto Hernandez Busto
Bacerlona, ES.

2 comments:

MARTHA THORMAN VON MADERS said...

Miró é e sempre será um marco da pintura no mundo.Adorei seu blog.
marthacorreaonline.blogspot.com

GerardoFilosofo said...

Martha:
Gracias por su comentario e interés. Su blog me parece fascinante también, salvo que no domino el portugués para una fructífera lectura o comunicación. Hablo español e ingles. Próximamente tendré algo preparado en torno a "Aleijandinho", su magnifico escultor brasileño barroco, le pudiera interesar.
Saludos desde Miami,

Gerardo