Sunday, October 5, 2008

Orígenes: cuatro números de 1955



A Zoe Valdes

Octavio Paz dejó escrito que la Revista Orígenes era la mejor revista literaria en America Latina. Con bellas portadas de Portocarrero, Cundo Bermúdez, y Amelia Peláez; hoy pude sacar prestadas ocho números de la revista de su período de los años cincuenta. Son una maravilla en todo el sentido de la palabra: las imágenes, los textos, las viñetas interiores; el olor al pasado. Los textos que la componen es una de las evidencias para señalar que la revista fue la más erudita de su tiempo, a mi juicio, sobrepasando la Revista "Sur" de Victoria Ocampo, donde Bioy, Mallea, y Borges colaboraban. La Revista Orígenes, fue la sublimación de un grupo de poetas, pintores, ensayistas, que se reunían en la casa del "Maestro" Lezama (Trocadero 162) con un doble propósito: hablar de Catolicismo y literatura. 

El arte como "vuelta" a encontrar los orígenes, no en el pasado, sino en el futuro de la palabra escrita – lo que Lezama entendio como la hipertelia. Cuando tengo esta revista en mis manos no puede dejar de pensar que fue precisamente esta misma revista que Lezama vio salir del taller, con tanto jubilo y pasión. Tenerlas cerca es volver, a través de la imagen, a ese pasado que irradia la añoranza de la pérdida de esos tiempos dorados de la cultura cubana. Sorprende, a primera vista, lo poco que han envejecido los textos que fueron escritos en la época. Hay ensayos de Rodríguez Feo, Cintio Vitier, y cuentos rarísimos (los cuales nunca había leído antes) textos de Octavio Smith, también algunos poemas eróticos de Ballagas, los cuales me sorprendieron, ya que siempre pensé que Ballagas tuvo algún malentendido con Lezama; y otros ensayos poéticos de María Zambrano, la Antígona del grupo.

Salvo las criticas de pintura de Guy Pérez Cisneros (estas si han envejecido un poco por su lenguaje arcaico y poco usado ya en la critica de arte), las paginas de Orígenes son todavía un tesoro de la historia literaria hispánica. Hasta ahora lo más bello que he leído es una carta de Fina Marruz a Cesar Vallejo que en otra parte analizaré. Las traducciones (Wallace Stevens, Mallarme, Albert Camus, los Surrealistas) también ilustran el marco universalista que se proponía lograr la revista en cada numero, o sea – el multiverso cósmico y continental del Maestro Lezama Lima. Con sus hojas amarillentas y gastadas, la revista de Orígenes es hoy una reliquia en ruinas. No exagero si digo que tienen un poco olor al salitre del trópico caribeño, muy común del ambiente metropolitano de La Habana. Pienso que La Habana también esta aquí – en este papel, en esta revista, como en las novelas de Caín, o en las páginas de Zoe Valdés, La Habana hoy es una cartografía imaginaria que nace en el espacio textual, y no una topografía geográfica del espacio.

____
Gerardo Munoz.
 Gainesville, FL.
Oct 5, 2008

3 comments:

Zoe said...

Muchas gracias, me siento muy honrada con este post. En mi antiguo blog www.zoevaldes.skyrock.com publiqué algunas cartas de Fina García Marruz, es curioso que se interese en sus cartas, porque a mí también me parecieron muy misteriosas cuando tenía su edad. Gracias por su trabajo.

GerardoFilosofo said...

Mire eso, que coincidencia! Tendré que ver esos poemas en su antiguo blog. Lo que si recuerdo fue cuando usted colgó un manuscrito de Ángel Gaztelu, el monseñor de Bauta. Gracias a usted querida Zoe,

G

Anonymous said...

Si quereis ver un artista que dedica su pintura al gran escritor jose Lezama, visitar:
http://loquepedrogarciariasmecuenta.blogspot.com/