Friday, December 12, 2008

"Museo y fantasmas: Marx y el Comunismo en la Republica Checa" (reporte de Gerardo Munoz)

(Estatua de K. Marx en el Museo Comunista de Praga 2008)


Un póster ruso ilustrando campesinos en un campo de trigo, latas de leche condensada, micrófonos y audífonos secretos dignos de la Stasi, un busto de arcilla dibujando el contorno de Lenin, o una estatua de Karl Marx dorada son los objetos que adornan el nuevo Museo del Comunismo en Praga, donde los visitantes de todo el contiene pueden imaginarse como presos políticos siendo interrogados por la policía totalitaria en la oscura y siniestra vigiílla de las prisiones de los estados de Europa del Este. Muy inteligentemente organizado y curado, la exposición se divide en tres etapas espectrales - "El Sueño", "La Realidad", y "Pasadilla". Quizás todas iguales, quizás todas distintas e irreconocibles. Carteles en las paredes leen los números de ejecuciones, prisioneros políticos, espías, y los miembros del partido comunista, quieren fueron purgados durante la "Primavera Negra" de 1968.
.
El museo, en pleno centro de Praga, refleja una nueva corriente: Doce años después de la 'Revolución Velvet' termino con el comunismo, los checos parecen estar obsesionados con la reexaminación de los aspectos más oscuros de su pasado totalitario. Para decirlo mas llano: los checos debaten si los fantasmas comunistas han regresado para hostigar su futuro. Aunque ya son parte de la ONU, y con buenos pasos para entrar a la Unión Europea, las nuevas encuestas muestras que muchos de los checos piensan que la vida bajo el Comunismo fue mejor que durante el presente sistema democrático. El fantasma regresa como oposición al trabajo, y como opción a las virtudes del ocio y la haraganería. No sorprende que parte del discurso comunista contrajera esa vena de la holganza, como el mismo Paul Lafargue recomendaba en su Derecho a la vagancia. La justificación no es solo histórica a posteriori, sino también teórica.
.
Esta nostalgia sobre el pasado comunista ha asustado a otros. Para Pavel Tigrid, antiguo canciller de Havel, dice al respecto: "No debemos idealizar el antiguo y miserable régimen…sin embargo, es un pasado que los checos no pueden escapar". Fue en 1989 cuando los checos bajo el liderazgo del dramaturgo, Vaclav Havel, la transición democrática en la Republica Checa tuvo lugar más por la esfera económica que por la política. Ondrej Hejma nos recuerda que hoy en día, casi veinte años después, los partidos políticos en la Republica Checa ambientan una heterogeneidad estable: el tercer bloque mayor del Parlamento, el PC (Partido Comunista) ocupa veinte cuatro sillas (de 200), y registra una membresía de más de 120,000 personas. Muchos de los burócratas, y antiguos "camaradas" del antiguo sistema hoy son parte de las estructuras del micropoder de la republica; como son la policía, el ejército, o el sistema penitenciario. Muchos analistas democráticos de la Republica Checa no se han preocupado, para ellos la separación entre esta exposición postcapital y la acción política es bien clara. Martín Fendrynch comenta que: "Cuando algo serio ocurre con el feo pasado, la reacción publica es muy sana". El trato con los espectros siempre es de sanidad: vengan, vengan (una llamada al deseo y a lo salvajo comon en London), pero con una distancia por medio, una cautela de roces.
.
Esa potencialidad capitalista de poder mirar lo "peor" del "Otro" y convertirlo en un producto manufacturado (las ventas de las reliquias del Holocausto, lo anticues de la Guerra Civil Americana y Española, las fotografias de Capa o Korda son otros ejemplos visibles) ya sean en museos o en tiendas Macy's, cuyo logo es una estrella roja. Si Praga ha abierto sus puertas para la llegada de los fantasmas, que podemos conjeturar acerca de los fantasmas en el porvenir de la sociedad cubana? Pienso no solo en las películas que actualmente se muestran en La Habana sobre el Che, ese otro espectro, sino la uncanny estatua de John Lennon en el Parque y los viejos músicos revividos de Buena Vista Social Club. Se abrirá en la Cuba de aquí a cincuenta años, museos con los closets de Fidel, con sus uniformes, puros, cepillos de dientes, y otros accesorios? Estaremos dispuestos a vernos ante el espejo del 'Otro'? Como los checos, no es imposible imaginar a muchos cubanos deseosos de regresar a otro fantasmagórico medio siglo de existencia bajo esa Revolución.
___
Gerardo Munoz
Gainesville, Fl.
Diciembre 13, 2008

No comments: