Wednesday, March 19, 2008

(1) Marzo: Primer Puente Ekphratico

Esta sección del 'blog' constará de un poema y una pintura por mes, con el propósito de ilustrar la idea del 'ekphrasis' en los grandes poetas y pintores de la cultura universal.

. Primer Puente Ekphratico: Nicolas Guillen/ Mariano Rodríguez


El Gallo se pasea

hinchado y rojo

un samurai parece.

Wednesday, March 12, 2008

Diálogo con el Ogro Estético (I): Viaje al centro de la obra de José Bedia

(Papa Legba - para Wifredo Lam - Jose Bedia)

Munoz: Bueno, amigo Ogro, aquí estamos. Este es uno de los artistas de mayor resonancia en nuestros tiempos, se llama José Bedia.

Ogro: Bueno. No me gusta mucho. Un poco raro, no?

Munoz: No es lo que estamos acostumbrados a ver, pero igual su plástica es muy interesante. José Bedia es un pintor cubano contemporáneo. Por mi parte, lo juzgo muy superior a su coetáneo, Manuel Mendive. Su lenguaje pictórico es mucho más efervescente y original. Con sus muñecos llevados a silueta, nos muestra su capacidad de captar las primeras experiencias inocentes del hombre en el África. La pintura de Bedia, es una plástica antropológica que medita sobre la identidad y el origen.

Ogro: Se me parece un poco a Picasso.

Munoz: Aunque algo hay de picasiano en su obra, Picasso no tuvo la oportunidad de viajar y estudiar las culturas africanas como hizo el propio Bedia en Etiopia y el Congo. Si en Picasso la mascara es el fetiche, en Bedia la mascara es la cara natural.

Ogro: Estoy pensando…

Munoz: Mientras piensas Ogro, te digo que Bedia, a mi juicio le debe mas, a las expresiones afrocubanas que a las picasianas. En términos de 'influencia', podemos señalar a Wifredo Lam, a quien Bedia le dedica su "Papa Legba". Bedia comparte con Lam la misma ansiedad por el rescate de las raíces negras de lo cubano, como lo intentaron Ballagas y Guillen en la poesía. El monte es el paisaje fijo en Lam, en Bedia el monte no es el tropical, sino el africano: una gran diferencia. Uno es natural, el otro es sintético. En Bedia también siento notar luces y gestos de un chamanismo natural y autóctono, los cuales prescinden de las vistas exóticas que muchas veces vemos en el Lam surrealista. Bedia no busca, ni inventa – todo esta ahí ya.

Ogro: Que interesante Munoz! Entonces Bedia es el mejor pintor cubano?

Munoz: No Ogro. En la crítica del arte, las jerarquías científicas y clasificadoras no nos son útiles. Economiza tus "categorizantes" manifestaciones del bien o del mal. El arte, y Bedia como parte de esto, no es muestra de "bueno", ni de "malo"; el artista esta siempre mas allá de todas estas clausuras apestosas de la Cristiandad, como decía Nietzsche. La significación de Bedia consiste en su poder totalizante de construir mitos con un uso de lenguaje original, y fácilmente reconocido. Ver a Bedia, es también viajar al centro de su mundo. Un mundo con paisajes grises que representa el origen de nuestra especie.

Ogro: Mi mama siempre decía: "Vete pal' cono de Mesopotamia!"

Munoz: Si, Mesopotamia es una perdida gloriosa. Bedia se fija en nosotros como personajes de un Mesopotamia. Ese es su centro, y su centro es el Ser. Podríamos adentrarnos aun más en el mundo de Bedia pero nos tomaría mucho mas tiempo y muchas otras consultas, y ya nos tenemos que ir. Solo recuerda Ogro, que Bedia es Cubano y que busca lo chamánico de nuestro mundo Latinoamericano, esto es su secreto abierto.

Ogro
: Gracias Munoz!

Munoz: De nada Ogro, hasta la próxima.

Exposición del Barroco Español en el Dalí Museum de St. Petersburgo



DALI & THE SPANISH BAROQUE
February 2, 2007 - June 24, 2007
Morse Galleries
The exhibition presents Spanish master paintings alongside works by Dalí from the Museum's permanent collection, demonstrating the importance of the incorporation of elements from Baroque painting into Dalí's approach to painting and its pictorial language. Dalí made frequent reference in his writings and even in the titles of his work to Baroque masters, which set himself up as a modern equivalent to artists such as Velázquez. Co-curated by Dr. William Jeffett and Suzanne Stratton-Pruitt.

Un cuadro de Carlos Enriquez en la galeria de Gary Nader

Mariano Rodriguez: Obras en Papel en LatinArt Core Gallery






Mariano Rodríguez (pintor cubano 1912-90) es mas bien conocido entre nosotros por los gallos, por las escenas campestres cubanas, por los colores y por el trazo vivo de un pintor que en la plástica parecía una niño, un pequeño Lao-Tzu de la pintura Cubana. Ahora se exhibe en una de las pequeñas galerías de la calle 8 de Miami, la LatinArt Core, los trabajos en papel de Mariano. Esta no ha sido la única exposición actual en Miami de la obra de Mariano Rodríguez. Ya habíamos tenido unos homenajes en Cernuda y en Gary Nader muy extensos sobre la obra de este Maestro de la vanguardia hace unos anos. Ahora (Diciembre 22), este 2007 cierra con un regalo para todo los amantes y estudiosos de la pintura cubana: el primer volumen del catalogo razonado de Mariano. He aquí que ahora en Miami proliferen las exposiciones en papel de Mariano, una obra no muy dada al conocimiento publico.


Observando los pequeños dibujos de Mariano, pude observar la habilidad de manejar los colores y las líneas con pocos trazos y con la misma certera quietud que lo caracterizaba. Mariano fue un pintor que pudo establecer el balance perfecto, que muy pocos logran, dicho sea de paso, entre el manejo de las líneas en el papel y el de los colores, entre las pequeñas obras en papel cartucho, la cual ha sido tildada por muchos de "insignificante" y efímera, y las obras megalómanas y grandiosas como sus lienzos de crucifixiones de Cristo o las escenas femeninas. Con los dibujos podemos ver a un Mariano que es el mismo a la vez que es otro. Es el mismo Mariano porque es el Mariano de los colores tropicales, de las frutas, de las tonalidades y matices harmónicos de los grandes cuadros, con una espontaneidad tan natural como una profunda actitud sobre el color (muy parecido a Kandinsky o a Frank Stella) que tanto lo caracterizo y que tanto llega a la pupila del espectador. Es también el "otro" porque es un Mariano esquemático, fugaz y de uso rápido de las líneas. En las escenas de mujeres, Mariano nos remota a las bañadoras de Cezanne o las desnudas mediterráneas de Matisse – el romanticismo del Côte d'Azur. Lo interesante de estos dibujos de Mariano es que, uno comprueba que estos trabajos son más que ejercicios o esbozos para las grandes piezas; se puede adivinar al penetrarlos que Mariano quiso que estos mínimos trabajos (muchos de ellos tan chicos como de 20 x 30 cm) se comprendieran dentro de una fase tan importante del artista y significante como esa de los lienzos. La importancia de estas acuarelas de los años 1940s/50s, radica en que marca una de las facetas mas interesantes de este pintor que aun no se la ha reconocido lo suficiente en las afueras del discurso de los grandes de la isla de Cuba y la vanguardia cubana.

Después de más de veinte años de pinturas de Mariano en el exilio cubano, el proyecto del Catalogo Razonado empezado por Alejandro, hijo de Mariano, viene como anillo al dedo para poder tener un registro comprensivo sobre las obras certificadas de Mariano, después de las turbulentas décadas de lienzos y cartulinas falsas pasadas por verdaderas. Salvo aquellos cuadros inspirados por las "masas" en el Plaza de la Revolución y algunos otros excesos de "cubania" y color, de espeso color local, Mariano ha llegado a situarse en un alto rincón dentro de las artes visuales cubanas y latinoamericanas.



Termino con estas palabras de José Lezama Lima, quien no solamente conocía al pintor sino que colgaba en su atropellado y arcimboldesco estudio algún cuadro de Mariano, como exponente pictórico de su concepción teórica de la "expresión americana:

"Mariano saca sus figuras de fondos azulosos, cobaltos o cerúleos; parte poco de la realidad y termina en la composición de un cuadro, un etapa mas? No se trataba de mudar la piel como la serpiente de cristal ni tampoco de endurecer el peto de la tortuga. En tantos años de trabajo sus adquisiciones no le producen pereza, sus logros no parecen convertirse en piedra de espera. a con la materia de su trabajo. Cuando estudiaba las estructuras cubistas y los reemplazos de los abstraccionistas la pulpa de su color se abandonaba a sus particulares tumultos. Cuando buscaba en un color la diversidad de
Sus conceptos han luchado hasta el temblor y la insistencimatices, penetraba en sus cuadros la totalidad de la luz"
(Lezama, Todos los Colores de Mariano; 1949).

__
Gerardo Munoz
Diciembre, 2007