Tuesday, January 13, 2009

Paulito F.G en Miami, o el 'Relajo Moral' por Emilio Ichikawa


*(Le agradezco al filosofo y amigo Emilio Ichikawa por dedicarme este texto)

______

Para mi amigo Gerardo Muñoz, por su honestidad

Este vídeo incluye el pasaje sobre Cuba de una entrevista entre la periodista María Elvira Salazar y el Presidente colombiano Álvaro Uribe. Aunque lo mejor es verlo, he querido transcribir primero algunas de las palabras del político sobre el gobierno cubano para poder ilustrar (solo eso) cómo respecto a Castro todo el mundo puede esgrimir algún tipo de razón. El Comandante es un dictador con una aureola de excusas.En el libro “El General”, que Graham Greene dedica al panameño Omar Torrijos, se desentraña muy bien todo el sistema de favores y méritos personales en que encuentran su “lógica” los poderes en Latinoamérica; muy distantes en su naturaleza de las “causalidades históricas” y de la institucionalidad. Fidel Castro “resuelve”, tiene capacidad para ello, y eso le puede ganar amigos independientemente de la ideología que porten y de la fe que profesen. Incluso a veces, a pesar de la ideología, se han fraguado pactos entre antagonistas naturales. Castro puede lo mismo regalar tabacos que autorizar una operación médica gratuita, dar información para detener a un terrorista o un guerrillero, puede colaborar en la implementación de una venganza, regalar frutas y bombas, libros y analgésicos... Y todos estos son gestos que, llegado el momento, se deben devolver. Es más, en un contexto, en un “ambiente” como el que genera el castrismo, es ético (“de hombres”) devolverlos. “Corresponder”. Pero bien, estas son las palabras del Presidente Uribe que deseaba destacar:“(A María Elvira Salazar): Te voy a hablar con toda sinceridad. No voy a entrar en discusiones ideológicas con el gobierno de Cuba, le voy a hablar de realidades. Hay una gran realidad, hay una gran diferencia entre el gobierno de Cuba y los terroristas colombianos… El gobierno de Cuba, con sinceridad, nos ha ayudado a nosotros a buscar acercamiento con el ELN… Y no puedo dejar de reconocer esto, nosotros en otros momentos difíciles de relaciones con otros gobiernos hemos encontrado en Cuba equilibrio, para ayudarnos a superar esos difíciles momentos con otros gobiernos del continente… Entonces, desde la perspectiva de mi gobierno, nosotros queremos prudentemente ayudar al mejor momento de Cuba, que lo vaya determinando Cuba… como lo quiera Cuba y como lo determine Cuba.” Pero… ¿quién es Cuba? ¿Qué entiende el respetado Presidente de Colombia por Cuba? Pues al gobierno, a quien habría que dejar hacer "lo que quiera" y "lo que determine".He dado este rodeo porque hace unas horas el salsero cubano Paulito FG, por no saber callarse la boca, ha dicho una gran tontería en la ciudad de Miami (coincidentemente Pedrito Calvo anda por ahí, muy discreto). En resumen, P-FG dijo que agradecía a su Comandante Fidel Castro… que si el arte, el trabajo, la política… Lo de siempre. En fin, no todos los soneros son Rubén Blades o Gilberto Santarrosa. Paulito FG, como creador, es “average”, pero si medimos sus palabras con el rasero (comprensivo) con el que algunos han estado dispuestos a medir las de Uribe, comprenderemos que el cantante también está “sofocado” y tiene derecho a “inventar”. Él, como Uribe a María Elvira, puede pedir comprensión para su tratamiento especial de Castro. ¿Que esto es ya una parranda moral? En efecto, desde hace mucho tiempo. La coherencia moral es posible en grupo, pero ya se ha ido de las manos a Cuba como nación. Y no escampa. Por muy prevenidos que nos creíamos en este exilio, el prejuicio de lo políticamente correcto nos ha tendido una trampa: por no quedar como intolerantes nos hemos dejado pasar el camello por el hueco, hemos aguantado lo que ninguna otra comunidad estaría dispuesta a aguantar.Escucharán (o escucharon) en el video decir a Uribe eso de “desde la perspectiva de mi gobierno”. Igual, Paulito FG puede decir que “cuadra la caja” con Castro desde la perspectiva de su banda; quien necesita viajar a Cuba, por la razón que sea, igual puede transigir con el castrismo “desde la perspectiva de su familia”; el profesor que quiere ir a investigar a Cuba, pues se adaptará “desde la perspectiva de su tesis o libro”, el pelotero en aras del deporte, el religioso por su iglesia… Y así sucesivamente. No quiero decir que esa actitud esté correcta o no. Solo indicar que cada quien tiene que velar por lo que se le ha encomendado: su país, su gobierno (como Uribe), su familia, su trabajo, su deseo, su capricho… Y Paulo FG también. La talanquera del relajo moral se abrió hace lustros, y a esta altura es muy difícil pasarle el palo.

No comments: