Saturday, February 28, 2009

IV COLOQUIO INTERDICIPLANARIO (UF): Encuentro con la Dra. Gascón Vera (día 2)

Aunque no conocía personalmente a la eminente académica, la Dra. Gascón Vera (University of Boston), si había leído algo de su obra crítica, en especifico las paginas sobre la poesía de Pedro Salinas, aunque este es solo uno de los muchos poetas que la estudiosa de la literatura española ha comentado en su ya extensa produccion academica. Cuando el director del Coloquio IV, Francisco Salgado, me pidió que tradujera la ponencia de la Dra. Vera, mas que un placer fue una extrañeza, ya que la Dra. Vera abarcaría el tema de uno de mis filósofos predilectos, Jacques Derrida, a quien utilizaría para explicar el problema de la "Herencia" en el Teatro de Calderón. Resulta curioso que una especialista en filología románica e hispánica, atraviese por esa galaxia posmoderna que es Jacques Derrida, un filósofo tan de moda hoy como también malentendido. Pero, después de oír la presentación de Vera sobre Calderón y Almodóvar a la luz del marco teórico de Jacques Derrida, bien se pudiera decirse que Vera es una de las herederas del archivo del filósofo frances. Con firmeza y elocuencia, la Dra. Vera nos habló de Segismundo como un carácter siempre a la espera de la herencia, de una doble herencia sobre su libertad y sobre su reino, mientras que (en la segunda parte de su conferencia) nos introdujo en el mundo de las mujeres de Pedro Almodóvar a través de Lacan y el psicoanálisis. Este modelo hibrido de Vera nos enseña también a barajear con los dogmatismos escolásticos que dominan el saber académico. Me explico: cuando me le acerqué a Vera y le pregunté como se había atrevido a utilizar ese doble gesto entre Derrida y el psicoanálisis (me parece una contradicción explicita unir ambos marcos teóricos en un trabajo), se sonrió y me dijo: "Vamos es que aquí todo es de todos, y para mi existe espacio tanto para el uno como para el otro". Los derrideanos de hoy pretenden librarse de las ideologías falocentricas y de las antiguas figuras patriarcales de la crítica, a la vez que falazmente, han beatificado al santo más grande la crítica literaria, el mismo Derrida como figura intocable, como otro Padre. El trabajo de Vera replanteo estas cuestiones, mas sirvió como fusión entre las variantes de la critica actual: desde Derrida y Lacan, hasta los estudios semióticos de la cultura y las lecturas escuetas basadas en la vida del autor.
El trabajo que expuso como conferencia el pasado sábado en la tarde puede ser resumido en estas palabras que he traducido a las ingles a continuación:
____

"After Derrida: A Critical Look at Works of Two Pedros: Almodóvar and Calderón"

Elena Gascón-Vera
Wellesley College
(Translated by Gerardo Munoz)
Abstract

Jacques Derrida, after five years of his death in 2004, continues to be the philosopher, theoretician, and literary critic who can open an infinite field to question the significations of cultural artifacts. In my conference: "After Derrida: A Critical Look at Works of Two Pedros: Almodóvar and Calderón", I will try to explain derridean ideas within the dynamic signifiers that appear in both authors, which apparently what only unites them is the fact that they are both named "Pedro", and born in Spain, which means that they are united in the linguistic synchronism that reproduces a particular history and culture.

In my conference I will demonstrate that a precise and selective reading of Derrida's texts can transcends their supposedly obscurity and paradoxes in order to stimulate the critical analysis, at the same time that it throws light to the interrelated mechanisms between ethical and personal signifiers of the different characters of the works under our study.

In the first part of my conference "¡Hijos sí, maridos no! La agencialidad de la mujer en las películas de Almodóvar," I apply the derridean concepts regarding "cultural performance" and "iterability" in order to explicate how the films of Pedro Almodovar (1951) – from his first Pepi, Luci y Bom y otras chicas del montón (1978), to his last Volver (2006), animate Spanish women to become independent from the "phallogocentrism " as it is imposed by Western culture. The humorous but radical solution of Pedro, el Manchego, is that women must get rid of their husbands in any way possible, including homicide.

In the second part of the conference "La vida es sueño. Construcciones de historia y de herencia", I will revisit the canonical work of Pedro Calderon de la Barca (1600-1681), applying to the character analysis the derredean concept of "inheritance". Through this concept one can transcends the traditional critical interpretation that reads the calderonian text as a typical work of the Spanish Golden Age, which discusses themes such as monarchy, honor, lies and honesty, the shortness of life and moral salvation, and the spiritual life. Reading the text from a derredean focus point one can transcend the philosophical/religious interpretation reduced to that epoch, which occupied itself to the problems of freedom, human free will, education, pride and humility, and the specific themes of the fallacy of the argument of predestination. With Derrida's ideas, finally one can determine the character's reality as more universal and less transcendental that represents the human being as a unique established link in the ontological genealogy; interrelated and inherited, which gives faith to our existence in the world.


Tuve la oportunidad de charlar con la Profesora Vera antes de su conferencia, donde hablamos de temas tan versátiles como los gatos, la inteligencia de los animales y la filosofía de la lengua, el pensamiento de Derrida, la traducción, y la vida en los campus de las universidades norteamericanas. Dotada de un humor desbordante recuerdo una memorable sentencia de esta gran profesora: "Los gatos son inteligentísimos, son cariñosos, casi mejores que los humanos, si claro, mejores…tu tienes gato? Yo le respondí en negativo, pero si le conté como de niño le tiraba fósforos prendidos a la cola de mi moribunda anciana gata Misu alla en Matanzas (tenia ya unos diecisiete años), mientras el pobre animal agonizaba. Creo haberle hablado del risueño poema sobre Gatos que escribo T.S. Eliot sobre la naturaleza felina. Esto confirma la sabiduría de la Maestra Vera: los gatos siempre son mejores que las personas, y por eso que debemos aspirar a ser gatos confiables entre nosotros. Los gatos también confirmaban nuestras diferencias, mientras que Vera decía lo mucho que amaba a esos animalitos, yo de chico casi hubiese mandado a esos bichos a las llamas del infierno.
_
Gerardo Munoz
Gainesville, Fl
Febrero, 2009

No comments: