Tuesday, March 24, 2009

Mosaico de un dios pagano en la antigua sinagoga

(Mosaico del Dios Helios en la sinagoga de Beit Alpha)


Los orígenes de la sinagoga como institución religiosa en el Judaísmo han generado una larga y hostigante polémica a lo largo de los años entre historiadores, rabinos, y arqueólogos. Para algunos la sinagoga se pudiera rastrear desde el tiempo del segundo Templo, el cual tras el exilio babilónico, y posteriormente bajo el reinado de Herodes queda recordado en las paginas de la "Guerra" de Flavio Josefo, sirvieron como recintos alternativos al Templo. Para otros, la sinagoga es una institución posrabinista que surge con el propósito de congregar a los judíos de la diáspora, ahora dispersos por todas las vastas regiones del Imperio Romano, bajo un mismo techo donde pudieran estar físicamente frente a su padre Dios (el Tetragrámaton). Aunque bien es cierto que la sinagoga se vuelve el centro de la liturgia desde el periodo de rabinismo después de la caída del Segundo Templo, esto deja muchas lagunas acerca de la función que la sinagoga pudiese haber tenido cuando los judíos habitaron Canaán. De esta historia del arte judía en la antigüedad, misteriosa y rica en ambigüedades, una de las practicas mas logradas por los antiguos albañiles y artistas se centraba en las creaciones de mosaicos, en los cuales podemos hallar tanto la bella iconografía del pueblo judío, como también las influencias de las comunidades predominantes, ya sea la de Pompeya o la tardía influencia islámica. El mosaico recurrirá desde entonces como uso simbólico para unir el pueblo con la memoria de su pasado a través de los usos visuales.

No muy lejos del valle de She'an podemos encontrar la recientemente (1929 comenzaron las excavaciones) desmantelada por arqueólogos, Sinagoga de Beit Alpha, la cual se erigió durante el reinado de Constantino el Grande. Dentro de esta fortificación inmensa que tenia como propósito reunir a la comunidad judía de esa región, se encuentran los más logrados mosaicos en la historia del arte judío. Decorada con los recurrentes símbolos judíos: la palma (el lulav), el cítrico (el etrog), el cuerno (el shofar), y el Candelabro de los Siete Brazos (el Menorah); curiosamente también podemos ver un inmenso mosaico en el piso de un dios pagano Helios. Aunque adornado con las distintos tipos de vegetaciones, ya que en la iconografía del arte judío estos ornatos siempre son usados para matizar la castidad o la esencia de lo fértil, permanece en su centro el Dios Helios que es la figura clásica del creador del Cosmos. Durante esta época, la figura de Helios también aparecía en algunas de los jarrones y platos de barros griegos, o sea que su introducción en la plástica antigua no era inusual. Pero, la pregunta se nos hace irresistible: ¿Qué hace un dios pagano en una antigua sinagoga? ¿No condenaban los judíos desde su origen, como dice el mismo Dios en su Segundo Mandamiento, que no se deben representar otros ídolos y figuras con rostros? Para muchos historiadores del arte, como también para muchos rabinos, la figuración de Helios en la sinagoga de Beit Alpha sigue siendo un misterio sin solución. Aunque se debe precisar que la figura de Helios no se encontraba en el suelo de la antigua sinagoga para ser reivindicado en las prácticas litúrgicas de las ceremonias festivas judías, sino que se incluía – algo que harán los judíos a través de su tradición plástica, como un elemento estético que ilustra también la integración de los judíos a sus culturas. La figura de Helios, en la hermenéutica mística del Judaísmo se ha visto también como un ícono del período talmúdico, donde las interpretaciones helénicas (solo vale recordar la obra de Filo de Alejandría) entraban en contacto con las escrituras religiosas, y así se fueron formulando nuevos conceptos. Los que arguyen esta tesis piensan que el hecho que Helios esté representado con el espectro Zodiacal escrito en hebreo, la lengua sagrada, y con sus catorce estaciones (o sea, dos Menorah) es prueba que los artistas tuvieron en cuanta la simbología simétrica del Menorah como representación de los siete planetas de la antigua cosmología; mas señala la importancia de la escritura en el judaísmo.
Terminadas por dos artistas, Mariano y Anamias hacia el año 518 de nuestra era, la sinagoga de Alpha fue terminado décadas después. También se incluyen en sus paredes pequeñas narrativas visuales de la historia Judía, como el sacrificio de Isaías por Abraham o decoraciones con el David en el fondo de la sinagoga, el lugar más sagrado del Templo donde se atesora el Arca del Torah. El estilo bizantino se hace presente, y es fácil reconocer en este estilo mimético el uso de los colores dorados, los niveles cromáticos y las figuras de mismas proporciones en términos de distribución de espacio. Con la llegada de Justino al poder en el Imperio Bizantino, los judíos fueron expulsados de estos territorios. No será hasta la Edad Media que vemos, con el surgimiento de los ghetos en Italia, en la península Ibérica, y norte de los pueblos germanos, el renacer del arte judío. Salvo, que esta vez resaltará el arte de la iluminación tipográfica y los objetos litúrgicos.
__
Gerardo Munoz
Gainesville, FL
Marzo 2009

No comments: