Sunday, April 26, 2009

"Paisaje" de Antonio José Ponte


_

Es una lastima que Ponte sea hoy mejor conocido por sus ensayos o cuentos que por sus versos. Hay cierta ironía en el destino del "gran hombre de letras" (creo que el énfasis es de Faulkner): se empieza por lo más sincero y fugaz que es la poesía y se termina en la abundancia petulante, el desperdicio que es la novela. Curiosamente Ponte comenzó desde muy temprano a escribir poesía en La Habana de los años ochenta y principios de los noventa en aquel grupo PAIDEIA de filósofos "muertos de hambre". Pero quizas ya desde nuestra Matanzas, Ponte tramaba versos a escondidas. De sus poemas siempre me ha parecido muy bello uno titulado "Paisaje", en el cual noto lo efímero del transcurso del tiempo, y una nitidez visual que solo se encuentra en los haikus de los maestros japoneses. Esas sutiles anáforas con las nubes nos remontan a esos versos de Baudelaire: "Que amo yo, las nubes, las nubes que pasan". Más que un paisaje natural es un paisaje interior: un monólogo de la naturaleza. Con permiso de mi amigo Antonio José Ponte reproduzco aquí esos memorables versos.

___

PAISAJE

Mira las nubes
pasan
huestes de nubes la casa.


Mira las hierbas
cómo
Doblan sus lomos.


Mira las aguas
tiemblan
bajo la niebla.


Mira una silla
Junto a la orilla.


_
Antonio José Ponte
de Asiento en las ruinas (2005)

2 comments:

Ernesto Menéndez-Conde said...

muy bello, muy elegante:

huestes de nubes la casa

Ponte el poeta, Ponte el ensayista y el novelista. Es un privilegio, casi unico, de nuestra literatura contemporanea. Gracias por este homenaje a alguien que tanto lo merece.

Gerardo Muñoz said...

Gracias Ernesto. Es cierto, Ponte se lo merece. Es un gran escritor, o para jugar con sus metaforas: el esta en la nube, mientras que todos los demas estan en la tierra. Es la distancia de su talento. un saludo,

G