Friday, May 22, 2009

Technics and Time: The Fault of Epimetheus de Bernard Steigler (Reseña bibliográfica)


Cuando a fines de los 70s los exégetas y académicos vieron publicada La condición posmoderna de F. Lyotard, se llegó a pensar en la imposibilidad de dar un paso más allá de las inmejorables genealogías filosóficas de Michel Foucault o de las impulsivas gramatologías de Jacques Derrida. El Pos-estructuralismo no parecía detenerse después de una consagración en las raras teorías, que cultivaron contagiosas influencias en muchas de las disciplinas de las ciencias sociales. La cuestión de la tecnología, o una filosofía de la tecnología, sin embargo, se ausentaban del discurso filosófico a la vez que la sociedad moderna aumentaba su dependencia en la tecnología y en la instrumentación de la misma.
La recepción del Posmodernismo, sigue siendo positiva en nuestros días, y mejor que ninguna otra obra ha fomentado este consenso, como el nuevo proyecto que alza una construcción teórica en torno a una “filosofía de la tecnología”. Siguiendo las líneas afines de la posmodernidad, la obra La technique et le temps (1994-2001), del filosofo francés Bernard Stiegler (lector presidiario de Epicteto), representa una obra monumental, en tres volúmenes, totalizadora en su proyección inicial.

Steigler, se ha propuesto una novedosa hermenéutica textual para releer el concepto griego de la “técnica” (techne), y la relación de esta con la cultura. El primer volumen, Technics and Time: The Fault of Epimathus, ahora traducida del francés, esboza las estructuras arquitectónicas del sistema de Steigler: una crítica de la noción del techne, tomando como punto de partida los argumentos definitivos de Aristóteles en el segundo libro de la Física; seguido por la crítica de la tecnología desarrollada por Martín Heidegger en el Ser y Tiempo, y finalmente, como herramienta metodológica, la deconstrucción derridiana es introducida para proponer una nueva lectura del concepto del techne como una historia explicativa del despliegue del Ser (antítesis de la noción del hombre como síntesis histórica del materialismo dialéctico). La técnica, la cual pareció desde sus comienzos una herramienta para facilitar el poder al servicio de la humanidad, ahora se invierte o se metamorfosea, hasta llegar a dominar al hombre: como el mito del dragón del Ourobo que se muerde la cola.
La tesis central del volumen es la relación entre la técnica y el tiempo, como bien sugiere el título, seguido por el divorcio entre tecnología y cultura como categorías en la Modernidad. "La técnica es más veloz que el tiempo [cultural]", nos dice Dr. Stiegler. El libro desglosa las previas teorías sobre techne, remontándose a la disputa griega entre los sofistas y la aparición del logos socrático, la cual marca el divorcio y tensión entre episteme y techne.

Segundo, Stiegler revisa las lecturas sobre el uso de la tecnología en la obra de Heidegger, quien argumentaba en ensayos tan lúcidos como "La cuestión de la Técnica", la tesis que subraya la maquinación industrial como la realización absoluta del pensamiento metafísico. La lectura de Stiegler en Technics and Time, trata de iniciar un cuestionamiento que pone en tela de juicio la relación de la técnica como instrumento para un fin, el modo aristotélico por excelencia. Stiegler sugiere una lectura de la técnica como entidad propia o lo que el propio filósofo dictamina como una función de lo "inorgánico del Ser". Pero Stiegler también está dispuesto a proponer una nueva teoría de la técnica, que a su vez figure dentro de los parámetros analíticos-existenciales bosquejados por Heidegger. Las peripecias disciplinarias de Steigler aquí son numerosas. Comienza por rechazar las teorías antropológicas de la techne (Rousseau and Gille), biológicas (Lamarck) y las diferencias gramaticales/diferenciales de Jacques Derrida. Los límites del análisis de Steigler aparecen entre un estrecho espacio textual que ocupa la “instrumentación de la razón” (Horkheimer) y la hermenéutica del Desain, como extracto imprescindible de Heidegger.
Sin olvidar la función analítica del “mito” desde Nietzsche (Zarathustra) hasta Adorno y Horkheimer (Ulises en la Dialéctica de la Ilustración), el mito leit motif en la obra de Stiegler es el de Epimeteo, cuyo capítulo, a mi juicio, es el más revelador de su obra, ya que el mito se ausenta por completo en la obra de Heidegger. En esta última sección de Technics, Steigler amolda el mito de Prometeo y Epimeteo a sus teorías sobre la tecnología como “olvido” voluntario del origen, simbolizado por el propio Epimeteo, y la función técnica del “ser” hacia el futuro (la mortalidad). Trazando un paralelo entre la técnica moderna como pérdida de la memoria, la técnica en la historia (apunta Steigler) nunca ha dejado de ser usada como un medio para justificar su fin. Para Steigler, esta tergiversación marca el error de una fijeza de origen. La tecnología, como Epimeteo, cuando olvida quien es, también olvida su origen y función como subsistema. Lo que, en realidad es.

Martín Heidegger en su conferencia del 1942 examina el poema Ister de Frederich Holderlin, y termina evocando una analogía entre el pasado, la memoria poética y los avances tecnológicos que se iniciaban en el viejo continente desde el Helenismo griego. Mientras Heidegger impartía cátedra sobre tecnología, la Segunda Guerra hacía elogios de la tecnología para aniquilar a miles de hombres. Como lector, dejo claro aquí dos objeciones a la obra de Steigler:

i. A modo de indagación: ¿No corre peligro la obra de Steigler, como el existencialismo de Jean Paúl Sartre (la obra de Sartre no es más que un secuestro de la fenomelogía existencial de Heidegger para darle “sentido” a la derrota francesa), de no perdurar en la posteridad por solo ser una extensión tentacular de la obra de Heidegger, la cual se ocupa de temas escurridizos como el de la revolución tecnológica del presente?

ii. Steigler se abstiene de un comentario sobre las múltiples e intrincadas posibilidades de relación con el poder entre instituciones sociales, el Estado y las nuevas esferas comunicativas (los blogs, la televisión por ejemplo).

La contribución filosófica de Steigler en este primer volumen, Técnica y Tiempo, sin duda es el más penetrante análisis dentro del campo de la teoría crítica para el siglo XXI, dándonos ha entender nuestro estado peligroso al depender del uso de la tecnología, y de los avances perpetuos de las nuevas técnicas. La lectura de Steigler se nos hace requerida no solo a los amantes de la filosofía, sino también a estudiosos de cibernética, sociología, teoría estética y muchas otras disciplinas académicas. Como en la fabulilla del Festín de Esopo, donde la lengua puede ser la divinidad y la irrealidad; la tecnología puede también trasladarnos a las translúcidas tinieblas de la automatización: la incomunicabilidad cultural entre los hombres.

__

Gerardo Muñoz

Junio 21, 2008

Esta resena fue originalmente publicada en el espacio de Emilio Ichikawa.

2 comments:

Patricia Miranda said...

excelente resegna Gerardo!
sobre todo eso de que la tecnica sea mas veloz que el tiempo cultural, me parece que se ve mucho mas ahora en nuestro tiempo, donde la cultura tecnologica nos aisla un poco mas de los demas y hasta de nosotros mismos.
un abrazo

Gerardo Muñoz said...

Gracias por pasar Patricia.
un abrazo,

G