Monday, June 1, 2009

El activismo político cubano desde el blog (Nota)


Hace unos días fui contactado a través de otros conocidos blogs que pedían “unión por una causa a favor de la libertad por Cuba”. Esta iniciativa que al parecer ha nacido en el espacio de la blogsfera cibernética exige tres propuestas para el pueblo cubano: a. liberación de los presos políticos, b. abrir los viajes para los cubanos de la isla, c. posibilitar el acceso a Internet a todos los cubanos de la isla. Aunque es imposible no estar de acuerdo con las demandas que exigen los cubanos de esta propuesta, si muestro escepticismo y vacilación con nuestro (digo nuestro, donde quizás me he incluido dentro de esa abstracta categoría que algunos llaman “blogsfera cubana”; pero realmente existe este espacio? Que domina, o cual es la haecceitas de este espacio?) tono de “activismo de emergencia”. No digo que estoy en contra del levantamiento de restricciones y de una transición democrática en Cuba, pero si de un ese estado discursivo de “emergencia”, que fomenta el odio contra todo lo que no es dialogo y entendimiento pacíficos, y que muchas veces utiliza al cubano como entidad universal, lastimosamente, para exigir la libertad de su pueblo. Ya desde hace algún tiempo he notado como una instrumentación de cierta politización de la blogsfera se ha nutrido de causas justas disfrazadas de “llamados” insurgentes: cazuelas, monetización, protestas en diferentes ciudades; hasta férreos asaltos y atropellos a la pluralidad de opiniones que pueden existir, y que de hecho existen, en una comunidad tan amplia como la cubana del exilio tanto en Europa como en Estados Unidos.

La percepción de este discurso político no es la gravedad del asunto. Al principio los blogs cubanos se proponían una “alternativa del saber”, una “tercera vía” a lo Giddens; un espacio de opinión al margen, con el propósito de desmantelar o simplemente dialogar con los poderes homogéneos de las locuciones paradigmáticas del exilio. En el presente, y no hay que estar muy pendiente para darse cuenta, podemos ver como se nos presentan estas protestas desde los mismos blogs cubanos a favor de una cubanidad, que fácilmente se han colocado al lado del poder, de las opiniones mas homogéneas, dominadas por una ideología derechista vetusta e intolerante, y que censura a todo aquel que no se suma a sus proyectos para combatir al castrismo. Existe, sin embargo, una simple paradoja de este supuesto activismo político de la blogsfera: poco tiene que ver con lo ‘político’, sino a un discurso determinado por el rechazo a justamente hacer lo inverso del aquel famoso dictamen de Bismarck: hacer de la política el arte de lo imposible. En la blogsfera, las “movilizaciones políticas” son realmente apolíticas, o sea no importa un plan, una agenda, una discusión, sino la emergencia de protestar – es el táctica del discurso de hacer las cosas ya y rápido. Hacerlas para hacernos notar. El discurso de estas protestas no es muy disímil al de los funcionamientos de la ideología hoy en las sociedades capitalistas, como ha indicado Slavoj Zizek en sus apuntes sobre el concepto de la tolerancia y el multiculturalismo. Reprocho las posiciones activistas de la blogsfera, o al menos, me excluyo de estas.

No resulta incoherente entender como la lógica que regula a estas demandas es la de “hacer” y no “pensar”: fomentar el conflicto bajo la aparecía de protestas a través de exigencias humanistas. Y quizás no ha sido por azar que en los dos últimos días este nuevo agite político de la blogsfera coincida con la noticia del gobierno cubano ha vuelto a abrir sus agendas en torno a las negociaciones con el gobierno del Presidente Barack Obama. Mucho de nuestros blogs parecen compartir una opinión opuesta: Obama se venderá al régimen de los hermanos Castro, y todo será igual o empeorará. Este anti-obamanismo ahora es sinónimo de una actitud contra el dialogo, de la amistad, y de lo posible. Mas que protestas, cazuelas y peticiones, la blogsfera cubana, si es que tal espacio autónomo existe, debe comenzar a desarrollar opiniones críticas, dejar atras sus crispados enfretamientos reaccionarios, y crear asi un verdadero plan hacia la transición democrática en Cuba que anime estables relaciones con Estados Unidos. Esperemos que ambos países al fin puedan dialogar y llevar a cabo un verdadero cambio político desde las normas politicas de lo posible.
Debemos de estar ante todo, abiertos hacia el otro, quizas a renunciar nuestro poder y nuestro resentimientos (aunque le cueste el salario algunos) y a forjar coordinas políticas a cambio de nuevas rutas para entender el futuro de nuestra historia.
___
Gerardo Munoz
Junio 1, 2009

No comments: