Tuesday, June 16, 2009

"Poetas y Pintores" (final de 3) por Vincent Katz


(Semina documents de Wallace Berman)


De la década del cincuenta al sesenta, Wallace Berman encontró su propia compañía que de cierta forma coincidía con el gremio de Creeley. Berman, considerado un artista fugitivo, abría un camino entre la relación de galerías y museos; atizando la importancia de una convivencia ínter-artística. Como Creeley, la amistad de Berman fue amplia: poetas, pintores, músicos en la costa oeste de los Estados Unidos. Fue en este mundo en el cual Berman atrajo a artistas como William Burroughs, Allan Ginsberg, Dennis Hopper, Walter Hopps, Phillip Lamantia, Henry Miller, David Meltzer, Dean Stockwell, John Wieners, Bruce Conner, Jack Smith, fueron algunos de los que abrieron sus lugares en la historia del arte. Con la publicación de Berman, Semina (1955-1964), donde se imprimían poemas con imágenes, se introduce el concepto de poema-visual de correo. No solo uno se podía comprar una subscripción, sino adquirirla en una estanquilla. Esta hibridad fue aplaudida por el círculo de Berman. Sentían una liberación estética de las divisiones artísticas, tanto a nivel literario, visual, musical, como cinematográfico.


(Livres - Gervais Jassaud)

Hoy, las relaciones entre poetas y artistas visuales existen en un espacio menos impreciso que en los años de Semina, y es común que las relaciones se den dentro de los confines de un libro, que en la convivencia diaria. A menudo, el poeta y el artista ni se conocen previos a la colaboración editorial. Un buen ejemplo de esto es la del publicista Gervais Jassaud, quien había sido editor de una pequeña editorial (Collectif Generation) desde 1969, muchas veces intentó con formar publicaciones híbridas. Sus publicaciones comienzan con un texto de un autor o poeta contemporáneo. Jassaud entonces arma un pliegue dentro del texto, hecho a mano, por un artista de la plástica. Cada uno de sus proyectos tiene sus propias soluciones, con distintas vías de abrir, doblar, y cerrar el libro. A veces el crea diferentes versiones del mismo libro – un mismo texto tomado por diferentes artistas. El poeta y crítico Barry Schwabsky, cuyo poema Hidden Figure, fue publicado por Jassuad junto con el diseño de Jessica Stockholder y Katharine Grosse, anota: "Collaboration depends on a complicity that goes well beyond the sympathy that a critic may have for a given artist's work". La complicidad de Schwabsky, sin duda distante de la concepción de Pound del compañero de trabajo como guerrero estético, también no se siente en casa con la idea de colaboración que compartieron Creeley o Berman en sus grupos. Schwabsky, de hecho, no conoció a Stockholder antes de que el proyecto del libro comenzara.

La idea de que una persona sea el responsable de los medios de producción y distribución de un proyecto, hace que los libros de Jassaud generen una nueva vía de entender como los poetas y artistas trabajan. Después de todo, mucha de la poesía joven es publicada por pequeñas imprentas de los mismos poetas. Ruth Lingen, quien ha estado produciendo textos de artistas desde los años setentas, muchas usa textos de poetas en una forma similar. Sus libros se hacen presentes como objetos físicos: escritos a mano, diseños únicos, impresos y encuadernados por ella. También ha trabajado con Stockholder en colaboración de un poeta, Jeremy Sigler, y su libro Led Almost By My Tie. La maravillosa variedad y riqueza de texturas de los materiales del libro hace de la experiencia de la lectura tan importante como la de las palabras del poeta.

Jassaud y Lingen crean nuevos caminos por donde poetas y artistas visuales puedan colaborar. Como el Semina de Berman, estas rutas comparten una audiencia limitada, cuya fuerza, sin embargo tendrá un impacto que se sentirá en muchos años. Solo el tiempo nos dirá la importancia de la magnitud de las reinvenciones del libro. Como John Cage y la escuela poética de New York, los poetas de hoy cobran nuevas fuerzas al tratar sus obras de artes como simples materiales. A diferencia de Cendrars y Pound, ellos no buscan el éxito a través de las artes visuales; sino el deseo de emular las fuerzas que les son ajenas. La fuerza del deseo por colaboración entre artistas influye en dos vertientes, y es por esto que podemos aprender, de una forma que antes no podíamos, en que consisten las similitudes entre la poesía y la pintura.
_ _

1 comment:

Anonymous said...

GRACIAS POR LA ULTIMA PARTE !