Monday, June 1, 2009

Puente Ecfratico (XVI): Mario Vargas Llosa/ Paul Gauguin


“SIN saberlo ni quererlo, habías pintado un taata vahine en el centro de tu mejor cuadro. Un homenaje a lo extinto, a lo que les habían robado a los tahitiano. En todos los años que llevabas aquí no habías encontrado una sola persona que recordara como eran, antes, las costumbres, las relaciones, la vida cotidiana. No les habían dejado ni siquiera la desnudez esplendida con que aparecían en tu cuadro. Los misioneros embutieron sobre sus cuerpos cobrizos esas túnicas que parecían hábitos. Que crimen! Ocultar esas hermosas siluetas color ocre, gris pálido o azulado que durante siglos debieron lucirse orgullosas ante el solo, con inocencia animal. Las túnicas que los obligaban a llevar les borraban la gracia, la soltura, la fuerza, les ponían la marca informante de los siervos. Koke, Koke: esa desaparecida cultura habías tenido que crearla tú de pis a cabeza para que existiera. Habían sido alguna vez los maoríes como aparecían en el cuadro? Naturales, amigos de sus cuerpos, hermanos de los árboles que les ofrecían sus frutos, del mar y la laguna donde pescaban y se bañaban y cuyas aguas rasgaban sus ágiles piraguas, protegidos de las desgracias por esa diosa inquietante Hina, a la que habías tenido también que inventar para ellos, ya que ningún tahitiano recordaba como fue, cuando la abordaban sus antepasados. Los misioneros les habían arrebatado la memoria, convertido en amnésicos. …No solo habías pintado tu mejor cuadro con las manos, con tus ideas, con tu fantasía, con tu viejo oficio. También, con esas oscuras fuerzas venidas del fondo del alma, el crepitar de tus pasiones, la furia de tus instintos, esos impulsos que irrumpían en los cuadros excepcionales. Los cuadros que nunca morían, Koke. Como la Olympia de Manet.”

_
*Fragmento ecfratico de la novela de Mario Vargas Llosa, El Paraíso en la otra esquina. Alfaguara, pgs. 253-54

No comments: