Thursday, February 4, 2010

La posición ingenua: entrevista a Gerardo Mosquera



El crítico y curador de arte Gerardo Mosquera fue reconocido en 1998 por la Asociación Internacional de Críticos de Arte como el critico latinoamericano de más importante trayectoria. Lo que hemos crecido leyendo y aprendiendo con el Maestro Mosquera, sobran las palabras de elogio para reconocer el peso de esta incansable figura en el mundo del arte y la cultura en Latino America y en la historia de la plástica cubana. Publicada en la gaceta "La Onda", esta entrevista a Gerardo Mosquera es muestra de su contiua lucidez y amplio conocimiento de las transformaciones estéticas del arte contemporáneo global. Una de sus últimas exposiciones curadas ha sido en Bogota "20 Desarreglos", de la cual ya habíamos comentado en este espacio.
___
.
OD-Usted ha mencionado La Habana y Montevideo. ¿Qué universo común para los artistas cubanos contemporáneos puede haber entre estas dos culturas?

-Pues ninguna. No hay intercambios, los contactos son mínimos. A través de las Bienales de La Habana algunos artistas uruguayos han exhibido en Cuba y han participado, pero aparte de ello, nada.

OD-¿Qué les preocupa a los artistas contemporáneos cubanos en la pintura?

-Es muy variado. La escena artística cubana, no solamente en pintura sino en otras manifestaciones, históricamente se ha caracterizado por la variedad. No ha habido grandes líneas generales como fue en el Uruguay el constructivismo o en Brasil o en México cuestiones ligadas a las culturas vernáculas. En Cuba siempre ha sido muy variado y hay artistas explorando distintas vías trabajando con un amplísimo diapasón temático.

OD-¿Vendrían acá artistas cubanos para esta muestra?

-No, no vienen.

OD-¿Hay algún factor por el que no vienen, no han sido invitados?

-Es que mi exposición es internacional y es pequeña. Son dieciséis artistas y dado el tema, dado lo que queremos hacer, me parecía que otros artistas podían satisfacer mejor este requerimiento que artistas cubanos.

OD-¿Cómo aprecia usted el arte pictórico contemporáneo? Hay análisis que hablan de crisis. ¿Es así?

-Todo lo contrario. Me parece que se vive un momento extraordinario de expansión de las artes visuales, uno de cuyos factores más importantes es que se ha mundializado. Actualmente se está produciendo arte valioso, arte plausible, en lugares donde uno nunca lo esperaría, incluso en zonas de conflicto como sucede en Palestina. Entonces, se ha expandido exponencialmente la circulación internacional del arte. Creo que alguien sacó la cuenta y hay unas ciento treinta y tantas bienales internacionales de arte en el mundo, muchas de ellas en lugares carentes de tradición. Toda esta situación genera la aparición de nuevos sujetos artísticos y culturales que alcanzan una difusión internacional y esto está cambiando muchas cosas y se vive un momento de extraordinaria ebullición. Pensemos por ejemplo en lo que era el fútbol solamente un par de décadas atrás y lo que es hoy. La aparición del fútbol en el continente africano, o en el Medio Oriente; la manera como se ha expandido el juego y se ha convertido en pasatiempo mundial y cómo se ha subido extraordinariamente el nivel de los jugadores, el nivel de competitividad. No todavía en esa escala, pero se va avanzando en esa dirección. Claro, la comparación con el deporte no es cien por ciento viable en el sentido de que la cultura es mucho más compleja.

OD-¿Se podría decir que la globalización ha favorecido ese proceso?

-Sin duda alguna, de una manera extraordinaria.

OD-Entonces, el arte no está en crisis.

-No lo creo.

OD-Tampoco en Cuba...

-Tampoco. En Cuba se ha establecido ya como una especie de sustrato cultural respecto de las artes visuales, como lo había en la música, en la danza, en el béisbol. Se han establecido unas bases según las cuales sea como sea la situación política, social, se mantiene una práctica artística fuerte. La prueba está no solamente en el considerable número de artistas cubanos que tienen carreras internacionales muy exitosas, sino que hay siempre un fermento de creación artística en la Isla.

OD-Junto con ese fenómeno de globalización o expansión de la creación artística ha aparecido también el factor de la parte mercantil de la pintura, o de la pintura como un objeto a subastar. Eso también integra los factores contemporáneos del arte...

-Siempre estuvo. No olvide usted que Miguel Ángel era un contratado del Papa, que le hacía los power point de la época al Papa para mostrar su poder allá en Roma. Es decir, el arte nunca estuvo en una posición ingenua. Esa fue una invención de los románticos, allá en el siglo XVIII. Y esto siempre existió. El arte ha sido un objeto suntuario, objeto de expresión de poder y de ideología. Se ha multiplicado porque al expandirse la circulación se multiplican las ferias de arte, el poder de las galerías, de los coleccionistas, del mercado.
.
OD-¿No hay una contradicción entre el contenido del arte que propende a lo humanístico y a lo social y ese fenómeno?
.
-En ciertos casos sí, cuando estamos hablando de un arte comercializado. Pero a la vez, cuando hablamos de la circulación internacional del arte tenemos que hablar en primer lugar de circuitos sin fines de lucro: museos, bienales, espacios independientes, grupos artísticos. Ha habido una verdadera eclosión que va de la India a la Argentina de estos grupos, fuerzas, energías que surgen desde abajo, desde los propios artistas, críticos, curadores jóvenes, estudiantes. Este es un fenómeno mundial que me parece muy positivo. Por otro lado hay que tener cuidado también con una demonización del mercado, pues hay galerías de arte que han hecho mejor trabajo que muchos museos, porque si bien han tenido fines de lucro han trabajado con artistas serios y lo han hecho de manera seria. Pensemos por ejemplo en Leo Castelli en Nueva York en los años sesenta, que apoya y lanza, corriendo un riesgo extraordinario, a todos los artistas pop, todas estas grandes figuras como Warhol, Lichtenstein... Lo hizo una galería antes de que lo hicieran los museos.

OD-También a Picasso...

-Exactamente. O sea que esto hay que matizarlo. Yo pienso que todo proceso sociocultural trae "pro" y “contra” y hay que encontrar el camino en medio de esa Escila y Caribdis del mundo actual.
.

____
Febrero del 2010
Originalmente publicada en "La Onda digital".

7 comments:

Anonymous said...

Los románticos en el siglo XVIII? El romanticismo fue en el siglo XIX y la idea de la autonomía del arte no ha sido sólo romántica ni es "ingenua".

Gerardo Muñoz said...

No creo, anonimo. Por ejemplo, Hamman es un romantico a finales del siglo XVIII. Es decir, se trataria en ultima instancia de un problema de periodizacion. Ademas quien dice que las cosas terminan en un siglo para que comiencen con otro?
Yo creo que Mosquera se referia a la ingenuidad de la obra autonoma, en el sentido adorniano: no hoy obra en si que pueda ignorar su contexto politico y social. En este sentido, los escritores de la "torre de marfil" (como D'Anunzio ,por ejemplo) pueden ser mas politicos desde esa supuesta ingeniudad.
Lo que si estoy de acuerdo con usted es que la idea de la autonomia del arte no hay sido solo romantico.
Un saludo,

G

Laberintos said...

Yo también pienso que a pesar del arte por arte, o la Deshumanización del arte de Gasset, tan caro a las vanguardias del s. XX, el arte casi siempre ha respondido a alguna ideología o pensamiento filosofico político y no meramente a un disfrute estético de los sentidos. Esto quizás también podría decirse de la ciencia que siempre responde en evidencias o subterraneamente a algún dictámen pero por ello debemos acaso maldecirla completamente? dado que gracias a la misma el mundo también ha progresado?? Percibo neta sinceridad en Mosquera... como siempre.

Ernesto Menéndez-Conde said...

Pero que gusto tan grande escuchar a Mosquera. Y digo escuchar porque al leer la entrevista me parece oirlo hablar.

Anonimo, el Joven Wherther, obra fundadora del romanticismo, se publico en 1775. Sin duda el romanticismo fue un movimiento que se consagro a comienzos del XIX; pero ya en el siglo anterior poseia una gran vitalidad en paises como Inglaterra y Alemania. La discusion sobre si el romanticismo es un movimiento del siglo XVIII o XIX, es mas bien banal. Y en una entrevista este tipo de detalles no posee relevancia alguna.
Lo que encontre raro fue que el que hacia las preguntas -no se nos dice quien es- parecia asociar la nocion de arte mayormente a la pintura, como si no tuviese la mas remota idea de lo que estaba hablando.

Anonymous said...

Muy buena entrevista. Recuerdo a Gerardo Mosquera cuando creci en Cuba en los ochenta. Sigue siendo un critico excepcional.

Anonymous said...

Ustedes perdonen, pero Hamann y Goethe no son románticos, son en todo caso ilustrados del Sturm und Drang o contrailustrados en el caso de Hamann -Isaiah Berlin dixit- que sirvieron de referencia a los verdaderos románticos alemanes que fueron Heine, Hölderlin e incluso Hegel. El primer anónimo tiene razón y no creo que se trate de una discusión banal. Pensar como ingenua la idea de la autonomía del arte también me parece muy cuestionable.

El Filósofo

Gerardo Muñoz said...

Ok muy bien "Filosofo", primero por que no es ingenua la autonomia del arte? Ni el primer Anonimo ni usted han respondido a esa postulacion, simplemente han dicho que Mosquera se equivoca. La posicion de la autonomia del arte es mas que ingenua historicamente: ahi lo demuestran los movimientos del Arte por el Arte, las vanguardias que llegaron a institucionalizarse, y el discurso estetico de buena parte del siglo XX. Que fundamentos tiene usted para defender la autonomia del arte? Y desde donde la defiende?

Y por otra parte, creo que usted hace una mala lectura de Isaiah Berlin. En aquellas conferencias tituladas "Las Raices del Romanticismo", Berlin argumenta lo contrario de lo que intenta decirnos. Para Berlin, Hammann, Goethe, Herder, Jean Paul, son los pioneros y fundacionalistas del Romanticismo, a quienes Berlin llamo "irracionales" de la Contra-Ilustracion. Lo que sucede quizas es que - y con esto intento defender al primer Anonimo - en Francia el Romanticismo llego mas tarde en relacion con Alemania. Como usted puede negar que el Sturm and Drang no fue un proyecto romantico? Seria dificil probar lo contrario o hacer una distincion como la que usted hace entre "ilustrados del Sturm" y "romanticos". La plastica - si leemos las monografias que se han escrito sobre el tema como la Kenneth Clark - tambien vemos que pintores romanticos tambien configuraban un espacio en el siglo XVIII. Y tambien esto se puede pensar de este modo: que comiencen a pintar artistas romanticos en el siglo XVIII, no significa que desaparescan pintores del Neo-Clacismo.

De igual forma yo creo, como lo ha dicho Ernesto en su comentario, que la cuestion es banal. De hecho, no entiendo porque se ha comentado tanto un detalle tan poco importante como eso del Romanticismo, cuando en la entrevista de Mosquera hay muchas otras cosas mas interesantes para discutir.

Fijese lo que dice el primer anonimo:

"El romanticismo fue en el siglo XIX".... como si el principio y el final de los siglos hagan cambiar las cosas! Este ejercicio en la historiografia es inaceptable. De ahi la banalidad de esta discusion. Es como decir que con Nietzsche comienza el existencialismo y que termina en el siglo XX con Sartre. Serian juegos mentales, sin ningun rigor historico.

G