Saturday, July 3, 2010

La caída argentina


La analogía entre el fútbol y la literatura la encontramos, entre otros pasadizos, en el análisis de buscar sentido. De la misma forma que se desarrollan teorías, conceptos, o formalismos para pensar una obra, el fútbol encarna un aliento similar con el acontecimiento de un evento. Tras varias semanas de seguir a la selección argentina en uno de los Mundiales más adversos que he visto desde que tengo memoria, hoy llegó ese momento donde solo un análisis puede dar respuesta a la humillante derrota de una gran selección como la argentina de Diego Armando Maradona.

Andre Gide recomendaba buscar respuestas no en posiciones ocultas o transcendentales de los fondos, sino en la propia superficie. Las claves de la derrota de Argentina no la encontramos en la superioridad del equipo alemán, sino en la forma de juego, un juego al cual no estaban acostumbrados y el que sin duda sorprendió a los jugadores y al técnico. Argentina cayó por varias razones (la ausencia de Messi, una defensa precaria, la deficiencia de Romero…la flema de Heinze), aunque ninguna es responsable por un anotador que hace lucir las cosas de un modo binario (Alemania el mejor, Argentina lo peor). Argentina cae ante Alemania por tomarlo muy poco en serio. Días antes Maradona había dicho en la conferencia de prensa no tomar en serio la goleada de Alemania sobre Inglaterra 4-1. Hoy, después de aquellas palabras, comprobamos que era todo lo contrario, y que, como lo demostró el marcador, Alemania está preparada para golear a uno de los mejores equipos.

Pero la derrota argentina se debe sobretodo porque fue, desde el punto de vista técnico, el mejor equipo, salvo el hecho de no poder definir. Alemanias solo llegó 6 veces y de éstas concretó los cuatro goles. Argentina, en cambio, tuvo que nadar a contra corriente después del primer gol en los primeros minutos del partido, sin poder lograr nada. Si bien las llegadas fueron cuantiosas (por ahí unas veinte), Argentina quedo congelada en el segundo tiempo. Nada se pudo: ni la entrada con DeMichelys, o el cambio de Pastore.

Me pregunto si en el futbol se podrá hablar, en términos analíticos, de un tipo de memoria de la derrota. He ahí, quizás, una de las razones por las cuales, el equipo argentino haya fracasado tan miserablemente, después de haberlo dejado todo hoy en la cancha. Desde hace veinte años la memoria futbolística argentina lucha contra el fantasma de Alemania. Quizá una de las panaceas inmediatas (algo que ya intentaron y que sin embargo, no logran despojar del todo) sea fulminar ese fantasma con otro, hacer de la memoria de la derrota una victoria.

Si es verdad que "solo se puede hacer historia de lo que se sueña", Argentina merecía hoy ganar frente a Alemania. Y no digo "merecer" por alguna razón latinoamericanista, sino porque en realidad fue un equipo que se le veían las posibilidades de una copa mundial. El "desastre argentina" es prueba de que en fútbol el sueño puede ser también pesadilla, y que la historia no solo la escriben aquellos que ganan (seria lógico pensar en los mejores), sino también en esos equipos que han quedado atrapados por la sombra de una derrota mental.

La caída argentina obtiene un cierto peso. Más allá de las melancolías en que se envuelven los fanáticos de la Argentina en todo el mundo; el futuro de la selección, de Diego Maradona, y de los técnicos está en peligro. Otra de las razones por las cuales hay que aplaudir a Argentina fue por el gran trabajo técnico de Maradona, quien intentó implantar en los jugadores el gran sueño de la Copa después de más de veinte años. Como Brasil, Italia, Francia, o Costa de Marfil, Argentina ahora regresa a casa tras una "extraña derrota" frente Alemania.

La melancolía, por otra parte, siempre es redención (entendida como "espera")…y por ahí también está el fútbol, que no atenúe a ningún análisis o vaticinio. Se le recordará por mucho tiempo a este equipo argentino por las efemérides, y por la forma en que, al igual que una de las bellas artes, puede hacer del fútbol una pasión estética.
..
_____
Gerardo Munoz
Julio 3, 2010
Gainesville, FL.

No comments: