Monday, July 5, 2010

Marina Abramović: el cuerpo como medio

Por mucho tiempo uno entraba a una galería o museo con la idea de tener una relación (a medias) con una obra de arte. Una relación distante, fría, donde la obra gravita por su lado mientras que el espectador convivía en la soledad habitual de su consumo estético. La concepción del performance busca destruir las formas de representación entre audiencia y obra, en el momento que se sitúa el acto en un tiempo de primer plano. El arte se vuelve entonces, no algo que está "hecho", sino precisamente un objeto que se encuentra always-already en la fase de su composición. Una metáfora con la música (algo que ya había pensando Benedetto Croce a principios del siglo pasado es memorable): el "nuevo arte" arte busca situarse en la totalidad de la forma musical, donde el fondo y la significación se confunden. Un "performance", como una buena pieza de música, es una obra que no tiene comienzo o final, y que, sin embargo, la encontramos ahí, en tiempo-real, en el espacio que nos consume.

Marina Abramovic no es la pionera del performance ni la fundadora de un movimiento que ya se recoge en las páginas de un libro de la historia contemporánea del arte, sino una artista que inscribió en el cuerpo un medio artístico. Como Yoko Ono, Orlan, o Ana Mendieta, el movimiento estético de Abramovic es situar, con una vitalidad insuperable, el cuerpo como el eje heterostópico de la creación artística. Un arte que se viste de erudición y elitismo deja de ser arte. El arte performance, en cambio, en su diferencia, encuentra una democracia de la subjetivización que comienza con lo abyecto y que parte de la raíz carnal. Otra posible lectura del cuerpo en Abramovic es la forma en que la ejecución no llega a ser matizada por un concepto, sino que parte de la propia sensibilidad de la inmanencia.

Para el filósofo Gilles Deleuze, todo tipo de resistencia comenzaba en ese plano inmanente que suspende la trascendencia de las ideas: es por esto que el cuerpo se convierte en ese espacio donde todo fluye.


Tiempo, espacio, nervios, dolor, cuerpo.

La retrospectiva que se estuvo mostrando en el MOMA, es una contundente lección de la posibilidad del cuerpo como campo de una estética tan cruel como posible. Durante toda su carrera Abramovic trabajó el cuerpo como si no hubiese dejado de ser una niña que juega y se define ante el espejo o ante sus muñecas. En el Occidente, el cuerpo es el abismo entre categorías culturales: hombre y animal, divinidad y profanidad, caída y levitación, redención e infierno. El cuerpo (el de Abramovic) busca en la materialidad existencial, ese abismo que hasta la Modernidad no se abrió ante ciertos tipos de saberes, subjetividades, o normas.

Pero la obra de Abramovic no se queda en el espacio que el cuerpo ha cedido para poder trabajarlo, sino que se esparce entre un movimiento doble de inmaterialidad casuística, y de este modo llegar al límite donde todo se destruye como finalidad. El cuerpo en Abramovic es una locomoción donde se respira la salida de un objeto concreto para llegar a la actualidad de un tiempo que atraviesa lo real.

___
Gerardo Munoz
Julio del 2010
Gainesville, FL.

5 comments:

Patricia Miranda said...

Gerardo tengo este extragno interes en el genero performance, me gusta por lo irreverente y por la cierta libertad que da al artista de situarse en contacto directo y constante con la obra de arte, con si mismo y con el expectador. Siento que quisiera explorar el genero performance, exponer a los demas a traves de mi propia exposicion.

Gerardo Muñoz said...

Hola Patria, que gusto volver a saber de ti....desde que te esfumaste de FBook no hemos vuelto a estar en contacto. Pues tienes razon, es un medio que lleva las cosas a limite. Mas que nada, el cuerpo en el tiempo.
Una recomendacion: cuando puedas consiguete "Body Artist" del escritor Don Delillo. Es una novelita (corta) fenomenal sobre el tema.
Un abrazo, y mantegamosno en contacto.

G

Patricia Miranda said...

Pues me temo que salirme de FB ya casi implica desaparecer fisicamente. Pues tengo mi correo electronico que aunque sea una via pasada de moda aun me puedes escribir ahi cuando lo desees. Gracias por la recomendacion del libro, lo conseguire para leerlo, si tu me lo sugieres de seguro me gustara. Por mi cumpleagnos me regalaron uno que se llama Into me/Out of me y desde entonces estoy obsesionada con el performance. Siempre te leo aunque no te lo deje saber a menudo! Un abrazo!
patri

juan felipe hernandez said...

"First music, then performance, then any other art."

Gerardo Muñoz said...

DD