Monday, October 25, 2010

Papel y Pantalla


Hay Blogger que son (ya eran) escritores antes de disponer comercialmente de los servicios de Internet. Poetas y novelistas que se encontraron el invento tecnológico en su camino. También, por estas fechas, ya empiezan a aparecer escritores que le nacieron a Internet en el rumbo. Alejandra de la Fuente, hija del profesor Jorge de la Fuente, es un ejemplo de esta segunda serie (fuera de serie).
.
El escritor de primer tipo, que aprende a manejarse en Internet en un momento dado de su carrera profesional, que “la adquiere”, es dado a concientizar el proceso; resultado del cual es ese grupo de opiniones favorables y desfavorables que muchos conocemos. Y mezclamos. El “Internet native” o “Internet first language” suele ser más indiferente a la meta-reflexión; es menos filósofo o epistemólogo que “usuario” de la red. Por supuesto que también hay Blogger, muy exitosos, que no son escritores sino deportistas, ingenieros, aviadores, gastrónomos, etc. Junto a ellos el “Blogger escritor” es otro profesional que se sirve del medio. No hablo aquí de entusiastas de la escritura u otro de los oficios señalados, sino de quienes lo hacen realmente por oficio.
.
El escritor que ha venido practicando con libreta y lápiz, o con papel y máquina de escribir, tiene también alojado un sentimiento más físico (corpóreo) del oficio. Esa fisicalidad genera un sentimiento de perdurabilidad. Técnicamente, cuando el escritor opta por la primera o tercera persona (preferiblemente del singular), apuesta a la trascendencia. De ahí que George Steiner le haya entendido siempre bajo la categoría de “demiurgo”.
.
La práctica de la ciber escritura sin embargo siempre se arriesga en la aventura de lo efímero. Sabe, o debe saber, que el ciber texto llega con velocidad a donde el libro impreso, en el mejor certificado de los correos, demora semanas y en ocasiones meses. Pero le consta (debe constarle) que con la misma prontitud desaparece. Y no regresa. La escritura en pantalla casi obliga a la segunda persona; ahora del plural pues la Internet se pesa por “tráfico” y no por belleza, veracidad o autenticidad, que son índices relacionados con la escritura tradicional. La familiaridad de la segunda persona del plural le resta categoría a la escritura; la hace más confianzuda, parejera, intrascendente. De hecho, la acerca más a la oralidad que a la grafía. Esto se suma a esa provisionalidad tecnológica que señalamos como consustancial al universo cibernético.
.
Los creadores en “hyphen”, que han tenido formación y logros en la práctica de la escritura tradicional, logran entender esta maraña de proceso cuando practican la ciber escritura. Están presos (o libres) en medio de dos culturas ya que, en esta primera década del Siglo XXI, no hemos empezado a vivir sino el tránsito a una civilización más compleja.
.
En este contexto civilizatorio (la Transición mayor) el escritor de oficio se tensa en dos direcciones. Por un lado actualiza los resultados, el estilo y los ritos de la práctica escritural tradicional, y por otro, utiliza ardides de perdurabilidad para dotar de consistencia a un trabajo que cree digno de permanecer en el tiempo; como es la destreza para producir textos, sentido escrito.
.
_____
Emilio Ichikawa
Agosto del 2010
Homestead, FL.
*Originalmente publicado en la Revista Voces editada desde Cuba.
*imagen: "El masturbador" de Guillermo Munoz Vera.

No comments: