Sunday, January 2, 2011

Para el 2011


Van mis mejores deseos en este venidero año para los lectores, familiares, amigos, y colegas. El 2010 – sin querer adentrarnos muchos en el tema – fue un año catastrófico, aunque siempre quedan alegrías dentro de la turbulenta noche del ocaso. Quizá una nimia luz en una vasta antártica, como tan bien se atesora en esta fotografía de Huygue. Pingüinos que chapotean en el vendaval con la felicidad de estar bajo el impávido sereno del norte. Dejamos atrás una década que nos ha arrastrado por el nuevo siglo. Pero igual regresaremos en el 2011, tiempo y obligaciones mediante, con el mismo ímpetu y dedicación que nos han ocupado estos amenos años de viaje.

Es una ingenuidad pensar que el comienzo de año traerá mejores aires. (Creer otra cosa seria parte de un conjunto de premoniciones compartidas). Mejor es aceptar el futuro como hechura de un presente, y desearlo con la intensidad de una promesa. Así lo quiero concebir y endosarlo entre ustedes. Nada, que nos vemos ya aquí, mientras hablamos, en la proximidad de esta orilla.


____
Gerardo Munoz
Diciembre 31, 2010
Miami, FL.
*Imagen: Pierre Huyghe, "A journey that wasn't shoot" (2005)

7 comments:

Anonymous said...

Felicidades!

Anonymous said...

Igualmente, y lo mejor!

jorgebraulio said...

Felicidades.
Un saludo cordial desde La Habana

Anonymous said...

Gerardo, te seguis siempire. Desde Argentina, un saludo. Raul

Anonymous said...

*te seguimos. Perdon.

Gerardo Muñoz said...

Gracias a todos, y lo propio. Jorge, tambien para ti. Seguimos leyendo tus infinitos haikus.

G

Anonymous said...

Mucha felicidad en este 2011.