Saturday, April 30, 2011

For Rent de Consuelo Castañeda


Del mes de Mayo a finales de los últimos días de Julio, la American Society que recientemente ha inaugurado el interesante festival Cuba, Si! – doblaje de aquella expresión revolucionaria que tituló el documental de Chris Marker sobre los primeros años de la Revolución Cubana – estará exhibiendo las más recientes obras de la artista cubana Consuelo Castañeda en el especio de 680 Park Avenue de la ciudad de Nueva York. La muestra de Castañeda se titula For Rent, y cómo propuesta intenta abarcar el tema del legado de la Guevara Fría desde la condición del artista cubano desterrado y que vuelca su mirada desde post-Berlín

La exhibición marca un punto de ruptura en la práctica artística de Consuelo, y anuncia a la vez nuevas formas de mantener esa práctica del arte crítico que ha venido desarrollando a lo largo de estas últimas décadas. En la obra de Consuelo Castañeda, nutrida de modelos disímiles del arte contemporáneo y de matices inter-disciplinarios como pueden ser el diseño o la semiótica, mucha veces se hace posible discernir la intersección de la palabra, el símbolo, y el referente (la cosa). En las series que ha producido sobre palabras obscenas, Consuelo ha conseguido abrir nuevos espacios conceptuales para pensar el vocabulario que se usa, y que tomamos, muchas veces como un aparato de captura. Otra de las obras que más se recuerda de ella, es una fotografía en la que representa el cuerpo desnudo de su madre, y que en otra fotografía podemos ver abraza en posición fetal.

En otras obras donde se trata la invasión de la cultura y el imperialismo de las marcas, Consuelo Castañeda ha logrado imaginar formas en que la visión y el poder especular contemporáneo es hoy el contrincante de los lenguajes propios del arte. Pueden ser imágenes de los carteles de Manhattan o pastillas del éxtasis cifradas con el logotipo de Calvin Klein; su arte da prueba a las filtraciones de la imagen en los contornos más singulares y en los espacios más mínimos de nuestra experiencia. Es en este sentido que la obra de Consuelo, aun cuando hace uso de prácticas conceptuales o realistas, como pueden ser la apropiación de registros semánticas o iconos de la cultura popular norteamericana, está realmente construyendo obras por donde el arte se vuelve un a priori, como lo entiende Jacques Ranciere, para el pensamiento otro, y sin lugar a dudas, de las formas en que el ser-en-el-lenguaje se sitúa en relación con el espacio de la cultura.

Quizá el aporte de mayor peso que han hecho los miembros de la generación del ochenta, ha sido justamente en preservar los modos de la crítica social en obras que han tomado diferentes rumbos, matices, direcciones, y derroteros. Así como la obra de Consuelo Castañeda, las producciones de Rubén Torres-Llorca y Glexis Novoa, de Rafael López Ramos y Pedro Vizcaíno, siguen ocupándose no de la sociedad cubana a la que dejaron, sino de la sociedad norteamericana en la que ahora viven. De ahí, entonces, el singular título, a primera vista tan simple, de Consuelo Castañeda For Rent que evoca no solo la crisis de bienes raíces que ha azotado a Estados Unidos durante los últimos años, sino un enunciado que coloca al arte bajo el presupuesto de crítica institucional – contra los discursos de la esfera interior y del mercado, como ha visto Alex Alberro – de los mismos circuitos actuales del arte. De alguna forma, For Rent implica colocarse dentro del circuito del arte contemporáneo solo con el pretexto de buscar un nivel de inestabilidad, tensiones, y contradicciones entre obra artística y valores de cambio que se imponen sobre el mercado.

Rentar es manera de poner el espacio y la vida entre paréntesis: atar a la existencia a la formas del dinero que se anuncia con la idea de ofrecer una forma-de-vida bajo el signo de ofrecimiento condicionado por un poder que atiende solo a las leyes del mercado. No es coincidencia que el capitalismo sea hoy sinónimo de la renta. Una vez que la producción es remplazada por servios y formas inmateriales de la acumulación, la ley de la plusvalía opera a la manera de una renta que perpetua los bienes de la comunidad entre las manos de unos pocos. Y así mismo su ideología: rentar da la sensación que vivimos bajo la libertad de poder decidir poseer, momentáneamente, un espacio propio que nunca es nuestro.

For Rent de Consuelo Castañeda ofrece un imaginario que interpela y desvía esta ideología, y que, como buena parte de su obra, hace del arte un arma contra los lenguajes y los enunciados que se instalan en la edificación de la cultura.   

_______
Gerardo Munoz
Abril del 2011
Miami, FL.

No comments: