Friday, June 3, 2011

Reina María Rodríguez de visita


La gran poeta cubana Reina María Rodríguez hará presencia el próximo miércoles en un evento cultural organizado a dos manos por la Alianza Francesa de Miami y el centro cultural cubano de Project Zu. La presentación estará a cargo del poeta Heriberto Hernández Medina y Wilfredo Ramos.

Desconociendo el transfondo que hace posible este encuentro, es realmente un hecho sin precedentes que la poeta visite Miami, esa ciudad que, en más de una forma, se va pareciendo cada vez más frequencia a esa otra de las ruinas. 

Así que, antes que todo, felicitamos no solo la visita de una las poetas más importantes de las últimas décadas de la literatura cubana, sino el gesto de crear eventos de éste tipo en una ciudad que cada vez con más frecuencia gravita sobre la incultura. Un amigo, por ejemplo, ha notado que Miami es la única ciudad en el todo el globo que organiza una Feria del Libro Internacional, y que no cuente con una sola librería seria de libros de literatura. Algo realmente preocupante, no solo por la necesidad de tener bibliotecas en tanto la difusión cultural de una comunidad, sino por la inmensa cantidad de valiosos artistas, escritores, poetas, y músicos que viven, desde hace décadas, en la ciudad. Con la visita de Reina María Rodríguez, me pregunto por ejemplo, si acaso se podrán conseguir sus últimos libros, o en el peor de los casos, al menos uno de sus tantos poemarios.

Reina María Rodríguez es autora de una decena de libros de poesía, entre los que podemos recordar Las fotos del invernadero, Para un cordero blanco, Páramos, y más recientemente La detención del tiempo (2006) y Variaciones de Galiano (2010). Lamentable sus libros son poco conocidos tanto en Estados Unidos o Latinoamérica, aun por los que gustan de la poesía y se mantienen al tanto de las voces de la cultura cubana. Con menos visibilidad que otros nombres, y con mayor obra que algunos, la poeta ha comenzado solo recientemente a editarse en el exterior de Cuba. Refiero el primer libro publicado en inglés Violet Island and other poems, en excelente traducción de Kristin Dryska, al que le siguió The Winter Garden Photograph, publicado hace dos años.

Estos volúmenes recogen algunos de sus poemas que contienen una de las imágenes más bellas, en ese regreso a una estética de la impaciencia y lo ecuánime. Mientras que otros escritores cubanos han optado por poéticas de lo sucio y la desmoralización social, lo soez y las ilusiones perdidas de pasadas experiencia; Reina María evoca otras tonalidades. Quizá por eso la obra de Reina María Rodríguez ha resistido la comercialización y la circulación corporativa de los mercados externos, mayormente europeos, que buscan imponer las normas sobre ciertas poéticas de las letras cubanas. La escasa difusión de sus obras, habla sobre la forma en que Rodríguez ha preferido el anonimato y continúa creando desde ese espacio que, al decir de María Zambrano, constituye una intimidad amorosa de lo secreto.

A su vez, quien se acerca a la obra de Reina María Rodríguez encuentra una claridad de sentido muy diferente al hermetismo de esa tradición poética cubana que tiene a Lezama como centro, y que consigue desanimar al lector común, a quien entiende como paria de la ciudad letrada. Al menos la sensación que me provoca la relectura de los poemas de Reina María, tiene que ver con la posibilidad de una expresión que se abre ante los afectos sobre los sentidos. Podríamos pensar que se trata de una voz poética que, en lugar de capturar los momentos de una historia nacional, busca dar imágenes para refugiarse en una especie de vacío circular. Recuerdo estos versos de “Islas”:

“empiezo a ser libre entre esos límites que se
Intercambian:
Seguro amanecerá.
Las islas son mundos aparentes
Coberturas del cansancio en los iniciadores de la calma…
Un intervalo entre dos tiempos”. 
 
Es conocido el cenáculo cultural alternativo que Reina María Rodríguez fomentó en su azotea habanera. Cada vez que releo sus poemas, pienso la manera en que un poema suyo sale de un tejado y navega hasta enredarse entre las nubes. Sobre esa calma que parece ofrecer otra imagen de la ciudad interior, es que se va dibujando la poética de la autora de Travelling. Como una especie de viaje donde la palabra se vuelve una máquina de imágenes posibles.

_____
Gerardo Muñoz
Mayo de 2011
Gainesville, FL.

2 comments:

Manny Lopez said...

Muchas Gracias! por apoyarnos...
Mi Projecto Zu, su unica meta es ofrecer eventos de calidad, como este a nuestra comunidad. La Alianza Francesa me ha ofrecido su espacio gratuitamente para desarrolarlo, y desde dec 2010, una noche al mes llevo a cabo mis Noches Literarias...que estan abiertas a todos. Muchas Gracias una vez mas por el apoyo... Saludos, Manny

Gerardo Muñoz said...

Gracias por pasar Manny. Te felicito por ese gran proyecto cultural tuyo.
Un saludo,


G