Wednesday, August 24, 2011

La vanguardia según Chaplin


La tan célebre escena de Charles Chaplin en Tiempos modernos en la que encuentra una bandera roja caída en el piso y la levanta para devolverla, revisa de por sí una idea de vanguardia que por entonces (1936) conservaba casi toda su fuerza. Lo que era vanguardia para Lenin, en la esfera de la política, o lo que era vanguardia para Tristan Tzara, en la esfera del arte, conservaban todavía su pleno sentido: el sentido de ir adelante, ya fuese para conducir o guiar o ya fuese para romper con lo dado, el sentido de avanzar y explorar y desafiar. Pero es eso lo que parece reformularse en la escena de Chaplin de manera decisiva. A juzgar por ese episodio, vanguardia no sería aquel que se pone al frente de los demás, sino aquel de quien los demás han venido a ponerse atrás.

¿Estaría pensando en esto Walter Benjamin cuando, en ese mismo año, sostenía que la misma masa que es retrógrada frente a un Picasso se transforma en progresiva frente a Chaplin? ¿Y estaría pensando Chaplin en lo que había escrito Benjamin unos siete años antes, cuando en un texto sobre el surrealismo, y a propósito de la relación entre vanguardia estética y vanguardia política, decía que era preciso ganar las fuerzas de la ebriedad para la revolución?


_____
Martin Kohan
Agosto de 2011
Buenos Aires, AR.

No comments: